dieta-disociada-de-los-30-dias.jpg

Si estás buscando un buen régimen para bajar de peso, entonces la dieta disociada de los 30 días es ideal para ti. Como sabrás este tipo de sistemas son muy efectivos y no tardan demasiado en comenzar a arrojar resultados visibles en nuestro cuerpo.

¿En qué consiste?

La dieta disociada de los 30 días consiste en seguir una determinada alimentación por 30 días seguidos, divididos en 3 fases. Una vez hayas culminado las 3 etapas probablemente habrás logrado el objetivo deseado.

Las fases

Fase 1: Dura diez días, y solo puedes comer lo siguiente.

  • Embutidos: se permiten de cualquier tipo al igual que los quesos
  • Bebidas: agua o gaseosas de dieta
  • Carnes: De todo tipo
  • Verduras: Sólo de hojas verdes, como puede ser la lechuga, acelga, espinaca, etc. Solo puedes comer un máximo de ½ tomate por día.
  • Huevos: Todo, fritos o hervidos
  • Pan: Sólo pan de gluten y muy poco.

Fase 2: Otros diez días, en los que continuaremos consumiendo los alimentos anteriores, agregándole lo siguiente.

  • Verduras: De cualquier clase, siempre y cuando sean crudas o hervidas.
  • Arroz: Solo integral y una vez a la semana.
  • Leche: hasta ½ litro de leche a diario.
  • Pasta: Sólo de gluten y sin sal.
  • Bebidas: además de las de la fase 1, puedes beber un vaso de alcohol al día. 
  • Helado: hasta 3 bolas de helado en la semana.
  • Frutas: 1 fruta por día, pero no mezcles frutas distintas.

Fase 3: Los últimos diez días, donde probablemente ya habrás acabado con tu descenso de peso. Lo que tienes que hacer ahora, es mantenerte. La recomendación es ir intercalando entre 5 días de dieta y 5 días libres.